Fallen Souls – God is Dead

“God is Dead” de Fallen Souls es el primer álbum de una banda salvadoreña de metal lanzado en disco de vinilo. El primer y único disco de 12″ lanzado por el extinto sello discográfico canadiense Intolerant Records. La portada fue diseñada por el mismísimo Chris Moyen, lo cual agrega valor por si mismo. 

Cada lado tiene una intro fusionada con el siguiente track. El Side Hate es una selección de 5 cortes entre los que sobresale uno instrumental (“In the Sun Rises the Oblivion”) y “Calígula” que es el mejor de éste lado. La intro en el Side War está unida a “God is Dead” y hacen una buena combinación, diría que es el mejor momento del lado B. “The Sphere” es el track más largo, empieza con buen ritmo pero se vuelve un poco irrelevante al final. 

Los riffs de guitarra son discernibles a lo largo del álbum, la voz sale desde las profundidades con un estilo peculiar que no es gutural ni es shrieked, sino más bien son gruñido llenos de odio. El bajo se escucha claramente y logra la cohesión necesaria entre la guitarra y la batería rápida con base en blast beats.  La producción y la mezcla son ásperas y el resultado es una conjunto casi disonante pero que mantiene una fuerza constante. La inexperiencia de la banda es notable en cuestiones de composición y ejecución. El disco apenas sobrepasa la media hora de reproducción, pero eso no le quita mérito al grado de agresión auditiva que éste álbum irradia. Comparado con el split 7″ de Fallen Souls y Necromancer éste full lenght tiene un mejor sonido sin dejar de ser black metal crudo y, más importante, fiel a sus propios principios.

El mito y la realidad

La contraportada dice “Una victoria más, el Papa está muerto” (“One More Victory The Pope is Dead” [sic.]) Pero, mas abajo, la misma contraportada aclara que la grabación se hizo entre abril y junio del 2005 (“Recorded Between April & June 2005” [sic.]). Yo no obtuve el álbum ese año y tampoco puedo decir con certeza en qué fecha fue lanzado, pero si la grabación se extendió hasta junio obviamente no pudo haber sido el 1o de abril.

Lo que es un hecho verificado es que la intro “The Killed Priest” es una grabación distorsionada de las últimas palabras de un personaje prominente de la iglesia católica y la política salvadoreña asesinado en 1980. Hacia el final de la intro se escucha el disparo del franco tirador  y el caos que sigue, luego cierra con una carcajada demoníaca. Suficientemente “kvlt” para cualquiera.

El tiraje original en vinilo con gatefold jacket e insert impreso con fotos de la banda está agotada desde hace mucho. Pero hay copias circulando en el mercado de segunda mano. Lo recomiendo para coleccionistas en busca del black metal más oscuro hecho en latinoamerica, no es música para gustos blandos ni black metal para los débiles.

| CALIFICACION: 7.5/10 |

 

Witchgöat – Egregors of the Black Faith

“Egregors of the Black Faith” es el álbum debut de ésta banda salvadoreña de thrash/black metal. Éste disco es una muestra más de lo que voy a llamar “el sonido Morbid Skull”, compuesto por las características de estilo y producción de varios lanzamientos de Morbid Skull Records para bandas salvadoreñas en diferentes géneros. 

Cuando el conjuro de la introducción acaba la batería veloz con el apoyo del bajo crean un estruendo ensordecedor de fondo. La guitarra ofrece una gran variedad de riffs que se identifican fácilmente y se aprecia la diversidad de influencias en ellos. Los solos son excelentes pero sobresalen demasiado en la mezcla. La voz es gutural con algunos ocasionales gritos que acentúan el estilo híbrido, siendo lo suficientemente clara como para entender las letras llenas de esoterismo.  Witchgöat mezcla el black y thrash metal europeos al estilo de los precursores del metal extremo latinoamericano. Las características que ya conocemos toman forma para crear un nuevo homenaje a la violencia en la música que surgió en los años ochenta y que sigue esparciéndose en nuestros días.

Los únicos puntos débiles son: “Emanations from the Underworld” tiene una sección que sobresale por su prolongada lentitud. Y, “Beyond the Soil of Death” pierde intensidad por su sección “progresiva” que parece estar fuera de lugar.

Se editaron 2 versiones en CD (una en Digipak salpicado de sangre y firmado por la banda) que incluyen un booklet con letras. También hay 2 versiones en cassettes negro y blanco, 13 de éstos salpicados de sangre. Me gusta más el sonido del tape pero vale la pena conseguir ambas versiones. Aún hay copias en CD y cassettes disponibles a través de Morbid Skull Records.

| CALIFICACION: 8.5/10 |

 

Lucifuge Rofocale – Demonic Transfixion

En El Salvador y el resto de Centro América el desarrollo del metal extremo ha sido paralelo, somos países que comparten una historia e idiosincrasia similares. Nos perdemos de mucho al no explorar con más dedicación en busca de bandas en la región. El álbum que me ocupa esta vez, “Demonic Transfixion” de Lucifuge Rofocale, fue grabado en Nicaragua en el 2012. Yo he podido poner mis pezuñas en una reedición en CD hecha en Ucrania por Vacula Productions.

La temática general del álbum es la guerra contra el cristianismo. Las letras no son realmente novedosas pero son interesantes e incluso poéticas, aunque surgieran algunos errores al ser traducidas al inglés que no es nuestra lengua materna.

Tras la breve intro descubrí que Lucifuge Rofocale se decanta por el viejo estilo nórdico del black metal rápido con toques melódicos. El ataque de blast beats es incontenible, la batería lleva el mando de la parte rítmica de forma magistral. Algunas secciones de tempos lentos duran poco y usualmente dan paso a las partes melódicas . La vocalización tiene el clásico estilo “shrieked” y es claramente discernible. El balance se mantiene bien entre la brutalidad y la melodía sin exagerar en ésto último. Algunos tracks en el álbum suenan tan similar que uno parece la continuación del anterior pero hay riffs memorables a lo largo de todos los tracks. Los constantes cambios en el tempo mantienen el interés y hacen que la media hora de duración del álbum parezca mucho menos. El bajo es casi inaudible, pero su presencia es innegable para incrementar el impacto auditivo de ésta horda oscura.

En conclusión es un álbum muy bueno, en parte por su consistencia temática. Sobre todo, la composición es de buena calidad y no hubo necesidad de ensuciar la producción para mantener su violencia e ímpetu. Pueden ordenar su copia con la banda a través de su perfil en FB o su Bandcamp. O  a través de los sellos discográficos que editaron el álbum y sus distros.

| CALIFICACION: 8.5/10 |