Split – Fallen Souls y Necromancer

Un par de infames, pero icónicas, bandas de black metal salvadoreño se juntaron en 2007 para crear un split – Fallen Souls y Necromancer. En vinilo de 7″, gatefold, limitado a 300 copias numeradas a mano. Hace 10 años esto era poco común para bandas salvadoreñas, aun ahora muy pocas lo hacen. La presentación le da puntos extra, inevitablemente. También fue Fallen Souls la primera banda salvadoreña de metal en producir un disco de vinilo. Musicalmente hablando éste disco de corta duración se describe en pocas palabras: Suena  de la pura mierda. Lo cual no es precisamente malo.
 
En el lado A Fallen Souls pone dos tracks de mediana duración. El primero -“Behold the Eyes of the Black Dragon”- es al principio algo melódico, pero crea pasajes auditivos oscuros desde el comienzo, en menos de dos minutos revienta en una muestra del black metal crudo que caracteriza a la banda.
El segundo track es una versión en vivo de “Rape, Murder and Fuck”, grabada en Guatemala el mismo año del lanzamiento de éste split en un tour que hicieron “completamente borrachos”, según las notas en el mismo disco. Se nota la menor calidad de ejecución si la comparamos con la versión de estudio, pero eso eso no es sorpresa para nadie que haya visto a la banda en vivo. Aún así el lado “Hate” se disfruta bastante con dos piezas aceptables, ejecutadas por la alineación original de la banda: Cadáver, Warwick y P.F.A.
 
El lado B lo ocupa un sólo track que se extiende por 8 minutos: “Blacks Souls of the Necromancer” (sic). De principio a fin es violencia auditiva, desvergue, no para cualquier gusto. Necromaticus en sus -ya lejanos- mejores días hace las voces y el trabajo de cuerdas, las percusiones están a cargo de Sulphur, miembro de otras bandas cercanas a las dos en éste split. Aunque por momentos disonante, el lado “Fuck” es una de las mejores muestras del black metal primitivo y perforador de oídos de Necromancer.
 
En general el álbum es black metal “crudo, brutal y demente”. Así lo describe el -ahora clausurado- sello francés Legion of Death Records que se encargó de editarlo. “Para maníacos solamente”. Es un disco con un sonido sucio en extremo. Las grabaciones en vivo más la producción pobre lo hacen parecer mal trabajado, pero es muy probable que ése fuera el propósito desde el principio.
 
Recomiendo este split – Fallen Souls y Necromancer – sólo para quienes disfrutan del black metal crudo y sin pulimentos o para quienes busquen un ejemplo de lo más oscuro del metal salvadoreño.
Éste disco está agotado del lado de la banda y en el sello discográfico, aún se pueden encontrar algunas copias disponibles si saben donde buscar.
 
| CALIFICACION: 7/10 |
 

Deja un comentario