Entrevista con Witchgöat

¡Salve! ¿Cómo están? Comenzamos la entrevista con esta pregunta clásica: ¿Cuándo y por qué se formó Witchgöat?

P. Scyther: Hola, ¡Gracias por tu apoyo! Ok, Witchgöat surgió a principios de 2016 con la idea de volver a las raíces del thrash metal original, por lo que nació de la necesidad de producir música honesta, sin refinamientos tecnológicos. Antes de ser músicos, hemos sido fanáticos del metal producido desde los años ochenta. Queríamos producir nuestra propia versión de ese tipo de música que amamos, a algunos de nosotros, por más de 30 años ya.

¿Recuerdas su primer ensayo como Witchgöat? ¿Qué recuerdas sobre eso? ¿Ya tenían algunas canciones originales?

P. Scyther: Los primeros ensayos se hicieron hasta julio de 2017, y fueron directamente a practicar para grabar demos y nuestro álbum debut de larga duración. Todo el trabajo instrumental de las canciones, respecto a las guitarras, ya había sido compuesto en su totalidad, luego me reuní con E. Driller (baterista de la banda) para comenzar a acoplar y tocar los arreglos de percusión. Al mismo tiempo, M. Miasma estaba componiendo la letra de las canciones, y C. Fog se une a quien hizo sus propios arreglos en el bajo y encajó perfectamente con la banda.

¿Cuántos conciertos en vivo dan cada año? ¿Hasta ahora han tocado solo en El Salvador o también en otros países? ¿Recuerdas tu primer concierto en vivo como Witchgöat?

P. Scyther: En este momento Witchgöat es una banda de estudio, pero algunos de nosotros pertenecemos a otras bandas que están activas en la escena del metal de El Salvador. Sin embargo, como Witchgöat, no hemos tenido la oportunidad de tocar mucho en vivo, pero no descartamos realizar conciertos a nivel local e internacional si se dan las condiciones para llevarlo a cabo. De todos modos, la banda permanece activa realizando ensayos a puerta cerrada, componiendo nueva música y siempre preparando nuevo material.

Hablando de “Egregors of the Black Faith“, ¿puedes describirlo para los lectores de la revista?

P. Scyther: “Egregors of the Black Faith” es nuestro primer largometraje, creemos que es un álbum bastante directo donde cada canción tiene su propio espíritu. Esperamos que los fanáticos del thrash metal de los 80 encuentren un buen álbum que cumpla con sus expectativas. No esperamos ser una banda que innova o presenta nuevas tendencias, en realidad tenemos la intención de rescatar algunos elementos que se han perdido y creemos que son indispensables en este tipo de música para recuperar la identidad de los viejos tiempos.

¿Cuáles son tus principales influencias?

P. Scyther: Nuestras influencias son muy variadas, muchas bandas antiguas como la antigua Sepultura, Sarcofago, Death, The Unsane, Possessed, Bathory y similares, pero también hay bandas técnicas históricas de los noventa como Dissection, Necrophobic, Aura Noir , etc. También nos gusta mucho el trabajo de las bandas que han retomado la influencia antigua, hoy en día hay varias bandas que tienen sonidos antiguo. Algunos de ellos recogen la base punk, del black metal, bandas como Cape of Bats, Devil Master o bandas de thrash metal como Inculter, Sepulchre, Nekromantheon, Death Hammer, Antichrist, etc., todos ellos han rescatado la esencia del thrash metal en el era actual.

¿Cuánto duró el proceso de composición de “Egregors of the Black Faith”? ¿Cuál fue la primera canción compuesta? ¿Y la última?

P. Scyther: La música de “Egregors of the Black Faith” se compuso aproximadamente en el lapso de un año. Sin embargo, el proceso más lento es convertir la música compuesta en un producto final ensayado adecuadamente y con el sonido correcto. La primera canción compuesta para el álbum fue “Beyond the Soil of the Dead”, mientras que la última fue “Umbra Regit”. La canción “Putrefaction of Soul” se compuso para mi primera banda llamada Funeral en 1992 y nunca se grabó, se hicieron nuevos arreglos para adaptarla al estilo correcto y se incluyó en el disco.

Veo que grabaron el álbum en 3 estudios diferentes. ¿Por qué?

P. Scyther: El álbum fue grabado en 3 estudios diferentes para mayor comodidad y facilidad. Las guitarras fueron grabadas en mi propio estudio casero, la batería fue grabada en un estudio privado, propiedad de un gran amigo que apoyó a la banda desde el principio. En cambio, el bajo y la voz fueron grabados en el estudio de M. Miasma, que es la sede de Morbid Skull Records.

¿Por qué tu álbum fue mezclado y masterizado en Suecia a través de alguien llamado J.P.? ¿Quieres presentarnoslo?

M. Miasma: Jonny Pettersson, fue una recomendación de otro amigo. Solo queríamos que una persona responsable hiciera el trabajo con un presupuesto efectivo para nosotros.

¿Quieres decir algo sobre la letra de “Egregors of the Black Faith”? ¿Cuáles son los temas principales?

M. Miasma: Puede encontrar temas relacionados con SLM, guerra y odio. No hay limitaciones, las letras se escribirán de acuerdo con las experiencias que podríamos tener en la vida normal.

¿Cuáles son tus canciones favoritas del álbum?

P. Scyther: Cuando compones música crees que una idea es mejor que otra, luego, cuando otro miembro de la banda contribuye con sus variaciones y sus líneas, el resultado es algo diferente y las ideas que al principio eran menos atractivas, resultan ser las mejores creaciones. En general, todas las canciones del álbum parecen buenas, pero si tuviera que elegir, diría que mis canciones favoritas en el álbum son “Umbra Regit” y “Eyes of the Profane”.

¿Cómo nació la colaboración entre Morbid Skull Records y el sello tailandés Hell Productions para “Egregors of the Black Faith”?

M. Miasma: Desde que manejo Morbid Skull Records, conocí Hell Productions hace bastante tiempo, ha sido un buen aliado para propagar la plaga en esa región y quería encontrar un buen socio para lanzar este álbum con una buena distribución en Asia , así que le pregunté si estaba interesado y se unió de inmediato. Es un muy buen amigo que promueve lanzamientos underground.

Sobre Morbid Skull, ¡parece ser la discográfica emblemática de metal extremo de El Salvador! Por favor cuéntanos algo al respecto. ¿Es manejada sólo por su vocalista M. Miasma, verdad?

P. Scyther: Sí, hasta donde yo sé, lo maneja solo. Tiene algunos distribuidores y socios, pero es el único propietario.

¿Cómo inició la música metal en El Salvador? ¿Cuáles son las bandas más históricas? ¿Siguen teniendo respeto hoy también por las generaciones más jóvenes?

P. Scyther: La escena metal de El Salvador comenzó tarde, a pesar de que ya había fanáticos de la música metal en El Salvador desde los años ochenta. La primera banda de thrash metal del país nació en 1990, su nombre es Tabú, luego otros como Trash, Funeral (banda a la que pertenecí entre 1991 y 1992), pero lamentablemente de esas bandas no se grabó nada porque en los viejos tiempos no habían medios para grabar en un estudio musical y no había un sello discográfico que apoyara esas expresiones musicales extremas. La escena en El Salvador es complicada aún hoy, la cultura precaria del país genera una escena de metal bastante dividida y conflictiva, en la que hay varios sectores que no se apoyan entre sí.

Actualmente existen bandas de gran calidad, como es el caso de: Conceived by Hate, Invocation of Death, Disorder, Morbid Stench, Apes of God, Genetic Disorder, Satanic Priest, entre otros. Pero muchos de ellos no reciben apoyo local por la razón ya mencionada.

¿Viviste la Guerra Civil que afectó a tu país desde 1980 hasta 1992? ¿Puedes decir algo sobre la guerra? ¿Crees que, de una forma u otra, influyó en el tipo de ira de los metaleros salvadoreños?

P. Scyther: Definitivamente, la guerra civil de El Salvador sigue siendo una fuente de muchos problemas en El Salvador, la posguerra trajo gobiernos corruptos y esto trae consigo mucho subdesarrollo, violencia, pobreza y migración, y El Salvador es un país donde Un tercio de las personas que nacieron aquí, viven hoy fuera de las fronteras del país. Es lógico que gran parte de esa violencia se haya incluido en los últimos años en la música que ha implicado mucha ira y eso es bueno para el metal. La escena local en El Salvador no está muy unida, no hay mucha cohesión entre organizadores y promotores. A pesar de esto, es una de las escenas más sólidas de América Central, una escena en la que los metaleros apoyan a las bandas, asisten a conciertos y compran el material original de las bandas.

¿Cuáles son las condiciones para tocar metal en El Salvador? Parecen ser muy difíciles, en la descripción del video promocional de “Black Vomit of Souls” en YouTube, que, en América Central, no tienen “grandes recursos técnicos y económicos, como América del Sur en el Años 80 “.

P. Scyther: Las dificultades económicas significan que pocas bandas tienen acceso a buenos equipos y oportunidades para grabar su música de manera aceptable. Las bandas locales hacen muchos esfuerzos y sacrificios para salir adelante. Supongo que esto es normal en todo el mundo pero, en El Salvador, debido a los niveles existentes de pobreza, el desafío es mucho mayor. La mayor parte del desarrollo de las bandas de metal de El Salvador tiene lugar en un estrato social medio, en primer lugar porque los estratos económicos más bajos no tienen acceso a la cultura que requiere interés en este tipo de música, y en segundo lugar porque la producción musical tiene un alto costo económico y el dinero que invierte en la producción de su música es dinero que no regresará.

Tal vez encontré a las bandas “correctas”, como ustedes, pero me parece que la escena del metal extremo salvadoreño se ha mantenido fuertemente asociada a las raíces del género en los años 80 y 90, con muchas bandas tocando al estilo de bandas viejas. ¿Es correcta esta afirmación? ¿Por qué el viejo metal es tan popular en el underground de tu país?

P. Scyther: En un país donde todo está subdesarrollado, la música se considera un lujo y no una necesidad o una expresión cultural. No hay formación musical en las escuelas o en los programas educativos, todo se hace de forma autodidacta. En países como este, escenas como la música metal se despiertan tardíamente, y comienzan a evolucionar diez o más años después del resto del mundo y están en desventaja en comparación con los países donde te educan para la música. La baja madurez musical de los países subdesarrollados va de la mano con todo esto. Otro punto es la tendencia global de los músicos más jóvenes a rechazar la música de las últimas décadas y buscar las raíces del movimiento que nació en los años ochenta.

¿Las bandas de metal tienen cobertura a través de su televisión nacional? ¿O solo hay música comercial en la TV?

P. Scyther: Hay muy pocos espacios en El Salvador en los medios para apoyar la escena del metal local, pero hay algunos que han luchado duro durante años y se forjaron sus nombres poco a poco. Por parte de los gobiernos nunca ha habido un apoyo para fomentar las expresiones musicales de este tipo, todo se maneja prácticamente a través de medios privados y a través de Internet.

¿Hay festivales de metal en El Salvador? ¿Cuáles son los más famosos?

M. Miasma: Perdí el interés en seguir festivales locales porque hay demasiada mierda y egos, con todo su respeto, pero considero que hay muy pocas bandas y personas honestas en este país.

¿Tienes muchos lugares para tocar en San Salvador? ¿Puedes mencionarlos? Entonces, tendría algunas ideas de dónde ir cuando visite tu ciudad jaja!

M. Miasma: Excelente, hermano, ¡cuando vengas aquí serás nuestro invitado! Este es un país pequeño, los principales conciertos son en San Salvador, que es la capital, pero hay algunos en Santa Ana, San Miguel, Morazán (a veces) que son otros estados además de San Salvador.

La escena metalera centroamericana es generalmente muy desconocida por el resto de los metaleros del mundo. Para usted, ¿cuáles son las razones detrás de ésto?

M. Miasma: ¡Sí, lo noto! Creo que las principales dificultades están relacionadas con la falta de dinero y el apoyo local, me refiero a que a la mayoría de la gente le gusta gastar su dinero en espectáculos con bandas internacionales que ir a espectáculos de bandas locales. Cosas como esas reducen la energía de las bandas para seguir trabajando, debes tener mucha pasión aquí para poder seguir lanzando cosas con una banda, también hay muy poca visión sobre cómo obtener una buena distribución. Estas son solo ideas sobre por qué sucede esto, es un entorno complejo, pero creo que está relacionado con algunas de estas cosas que te digo.

¿Hay noticias adelantadas desde el frente de batalla de Witchgöat? Entonces, ¿no están planeando conciertos en vivo?

M. Miasma: Hasta donde yo sé, no hay planes en vivo, al menos por el hecho de trabajar para distribuir este álbum y tal vez nuevas ideas.

¿Algún último comentario para cerrar esta entrevista? ¡Muchas gracias por responder a todas mis preguntas y nos vemos!

P. Scyther: Quiero agradecerle por el interés que has puesto en nuestra música y por realizar esta entrevista. Esperamos que las personas que lean esto se interesen más en la escena del metal de El Salvador y en la música de Witchgöat. ¡De antemano, un gran saludo para todos los hermanos metaleros que comparten los ideales de este estilo de vida! ¡¡Salud!!

A la fecha de ésta publicación M. Miasma ya no es parte de la banda.

Entrevista original en inglés por Timpani Allo Spiedo Zine.

Imágen de Witchgöat

Traducción de R.P.F.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*